Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Abraham García

En este pueblo no hay ladrones

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

Aunque la literatura religiosa trata con obligada solemnidad la figura de Noé, hemos leído algunas críticas al puritanismo protestante que emplean la metáfora de El manto de Noé como recurso para cubrir las miserias del hombre.

De preferencia, en los Estados Unidos, esa aplicación se hace sobre la actividad política, que gravita sobre el resto del quehacer humano y lo impregna de hipocresía.

Importadores netos de “modelos” -como suelen ser algunos mexicanos-, el manto de Noé  se usa en nuestro país en cantidades industriales para arropar a las comadres corrupción-impunidad.

En meses recientes, activa aún la LXIII Legislatura federal, por ejemplo, a la Cámara de Diputados se introdujo una moción para que se fincara juicio político al ex director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, nombrado en los expedientes sobre el caso Odebrecht. Voces en el desierto.

La Constitución “se acata, pero no se cumple”

Contexto: El Título Cuarto de la Constitución general está reservado a las responsabilidades de los servidores públicos y a particulares vinculados a faltas administrativas graves o hechos de corrupción y patrimoniales del Estado.

Se nominan en el articulado de ese título los funcionarios que son sujetos obligados en los mandatos correspondientes, y se faculta a la Cámara de Diputados decidir si ha lugar al procedimiento sancionatorio, en cuyo caso se abre la vía de consignación judicial.

La Cámara de Diputados, para ese efecto, básicamente al través de la Comisión de Gobernación, toma nota, pondera la solicitud y la cursa a la Subcomisión de dictamen previo. Los integrantes de la comisión no se mandan solos: Actúan bajo consigna de la Junta de Coordinación Política de San Lázaro.

El más reciente dispensador de indulgencias plenarias

Al menos en cinco periodos legislativos consecutivos, el mando de la junta de coordinación y la Comisión de Gobernación ha sido compartido por el PRI, el PAN y el PRD, con predominio del tricolor.

La LXIII Legislatura (2015-2018) fue pastoreada por el ex gobernador del estado de México, y tres veces ex legislador federal, César Camacho Quiroz.

Para entonces, la Cámara baja tenía acumuladas 364 solicitudes de juicio político, en las que resultaban imputados por diversas causas ex presidentes de la República, ex secretarios encargados de despacho (dos de Hacienda), ex gobernadores, ex jefes de Gobierno del Distrito Federal; todos, sin discriminación de partido; ex presidentes del Instituto Federal Electoral y hasta un ex presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Ahí empezó a aplicarse la operación manto de Noé: Todos los implicados fueron consagrados como almas de Dios.

Todo termina en la PGR y el Tribunal Federal administrativo

La otra vertiente, actuante como órgano de control, es la Secretaría de la Función Pública (SFP). En este caso, esta instancia administrativa es bastante indulgente, por no decir alcahueta.

Cuando la SFP llega a comprobar hechos, mantiene los nombres de los investigados en secreto; si hay dictamen de inhabilitación, no le da seguimiento a los expedientes, de tal suerte que los pillos continúan en     la administración pública, asignados a otras dependencias.

La propia Cámara de Diputados tiene en su estructura  la Auditoría Superior de la Federación. En sus revisiones de las Cuentas Publicas del gasto federal y federalizado, los fiscales agotan los discos duros con pruebas de irregularidades. Hace recomendaciones para esclarecer y reparar los desvíos. Eventualmente, hace consignaciones de los responsables.

Ahí termina el corrido. Las consignaciones tienen dos destinos: La Procuraduría General de la República o el Tribunal de Justicia Administrativa. El manto de Noé pasa por el detergente y queda rechinando de limpio para otra percha.

Cada nueva administración aplica la regla de borrón y cuenta nueva. “Hoy por ti, mañana por mi”: En este pueblo no hay ladrones. Es cuanto.

Artículos relacionados

21 de abril de 1914 ¡No se olvida!

Mouris Salloum George

Desde las metrópolis criollas, ni los ven ni los oyen

Abraham García Ibarra

La nena que lucha por sobrevivir, entre los escombros

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.