Voces del Periodista Diario
Difusión Cultural

Regresa la versión de “La Celestina” de Rosenda Monteros a la Sala Héctor Mendoza

* Este montaje fue una petición expresa de la primera actriz, quien adaptó la novela original de Fernando de Rojas, escrita en 1499

* La puesta en escena de la Compañía Nacional de Teatro del INBAL, dirigida por Ruby Tagle, se presentará hasta el próximo 13 de octubre.

Por Eder Zárate

CIUDAD DE MÉXICO, 03 de octubre de 2019.- La puesta en escena de La Celestina, escrita por el español Fernando de Rojas y adaptada por la fallecida actriz emérita de la Compañía Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), Rosenda Monteros, ha vuelto a la Sala Héctor Mendoza donde se estará presentando hasta el próximo 13 de octubre.

La Celestina fue la última obra en la que trabajó Rosenda Monteros, y fue petición expresa que le realizó a Enrique Singer, director artístico de la Compañía Nacional de Teatro del INBAL.

“Rosenda tenía planeado montar La Celestina desde hace varios años, pero me lo propuso de manera formal el año pasado. Quería hacer la adaptación, actuar y dirigirla. Por supuesto que aceptamos, pues ella merece esa distinción de poder hacer una de las obras que más le gustan. Desgraciadamente falleció en el transcurso, inició los ensayos y dejó hecha una adaptación que me parece magistral”, comentó Enrique Singer.

La Celestina es una obra clásica española, cuya fecha de publicación es de 1499; desde entonces se han realizado diversas adaptaciones y composiciones de aquella primera versión.

En esta obra, titulada originalmente Tragicomedia de Calisto y Melibea, el personaje de Calisto, un joven de linaje, se enamora perdidamente de Melibea, una moza y única heredera de Pleberio. Por consejo de uno de sus criados, Calisto recurre a los servicios de Celestina, que es una vieja alcahueta gracias a la cual consigue acercarse y sostener una relación amorosa con Melibea, que no era lícita en aquella época.

La actriz Laura Padilla, quien encarna a Celestina, considera que en este remontaje la obra ha alcanzado un nivel de madurez respecto de la primera temporada, que se distinguirá en la interpretación y en la puesta en escena. “Hay una madurez y una asimilación más profunda de los personajes, de las circunstancias y de la situación. Por eso las obras adquieren cada vez mayor peso.”, afirmó.

Sobre su personaje, Laura Padilla consideró que Celestina no es una villana, sino una mujer con pasiones humanas que sólo se dedica a ejercer su oficio. “No creo que en la vida haya villanos, y si el teatro es un espejo de la naturaleza humana, lo que hay son rasgos de carácter. Ninguno de los seres humanos, o muy pocos, nos sentimos villanos, porque no podríamos existir.

“Siempre tenemos razones para justificar nuestros actos, vivimos en un mundo mental, y Celestina hace lo que tiene que hacer. Es su oficio, y lo dice en un fragmento: ‘Vivo de mi oficio como cada oficial del suyo, muy limpiamente. A quien no me quiere no le busco; de mi casa me vienen a sacar; en mi casa me ruegan; si bien o mal vivo, Dios es testigo de mi corazón; no pienses en tu ira maltratarme, que justicia hay para todos; déjame en mi casa con lo que es mío’. En ese texto, que es la última escena que ella tiene en esta adaptación de la maestra Monteros, ella se justifica”, comentó Padilla.

La actriz expresó que son dos motivaciones las que impulsan a Celestina a actuar de esa manera. Por un lado, está la avaricia y, por otro, el poder que le otorgan sus cualidades, ese aspecto que tiene que ver con lo humano, que es el placer. “El placer del poder. Porque ella puede. En una época en la que existe la Santa Inquisición, este personaje tiene tratos con el diablo, con Plutón, y lo conjura e incluso lo reta. Creo que es una mujer valiente y que se siente orgullosa de hacer lo que hace, le da placer el poder que ejerce sobre los otros a través de la brujería, de la inteligencia, del ingenio, de la experiencia. Es una mujer con experiencia que ha vivido mucho, que no se arrepiente de nada y que quiere vivir más”.

En el montaje participan los actores del elenco estable de la Compañía Nacional de Teatro: Adrián Aguirre, Misha Arias de la Cantolla, Eduardo Candás, Ana Paola Loaiza, Miguel Ángel López, Gastón Melo, Carlos Ordóñez, Azalia Ortiz, Laura Padilla, Pilar Padilla, Pablo Ramírez y Paulina Treviño.

El equipo creativo está conformado por Miguel Cooper como dramaturgista; Jesús Hernández como diseñador de escenografía e iluminación; Jerildy Bosch como diseñadora de vestuario; Pablo Ramírez como diseñador sonoro; Joaquín López Chas como asesor musical y Maricela Estrada como diseñadora de maquillaje y peinados.

La Celestina se presentará hasta el próximo 13 de octubre en la Sala Héctor Mendoza, ubicada en Francisco Sosa No. 159, entre Melchor Ocampo y Encantada, Barrio de Santa Catarina, Coyoacán, Ciudad de México. Las funciones son miércoles, jueves y viernes a las 20:00 horas, sábados a las 19:00 horas y domingos 18:00 horas.

Artículos relacionados

La Compañiasauria presenta la puesta en escena “Sobre cómo no ser un deseo estúpido” en el Teatro La Capilla

Redacción Voces del Periodista

Elefantes, un viaje introspectivo de un padre y su hija

Llega “Adyacente” de Elizabetha Gómez a Art House México

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.