Voces del Periodista Diario
Opinión

¿Habrá Cumbre trilateral el 1 de julio?

Ruta México

Por Álvaro Aragón Ayala

Aunque el inquilino de Palacio Nacional es reacio a viajar al exterior -sus razones tendrá-, circula soto voce que desde el Salón Oval de la Casa Blanca se insinúa la intención de convocar a una Cumbre trilateral en la que Donald Trump reciba el 1 de julio a sus pares de México, Andrés López Obrador, y al canadiense Primer Ministro Justin Trudeau.

El 1 de julio se pone sobre rieles el nuevo T-MEC, que sus detractores leen como consolidación de un bloque regional proteccionista.

Hoy se sabrá hasta donde llega la convocatoria a un periodo extraordinario de sesiones del Congreso de la Unión para sacar fast track un paquete de seis leyes federales a fin de aterciopelar la alfombra por la que transite el nuevo instrumento comercial, adornado en México con una buena dosis de merengue.

Departamento del Trabajo propone veto a 10 productos agrícolas

Como si se tratara de un protocolo preventivo contra la pandemia de Covid-19 sacado de la manga, el Departamento del Trabajo del gabinete presidencial estadunidense parece estar marcando su sana distancia con el T-MEC. (Eventualmente contaría con la cooperación del Departamento de Aduanas.)

Y lo hace, para usar el argot beisbolero, con una rápida de humo: Pretende el veto a las importaciones de diez productos mexicanos, de uno de los cuales depende la economía de los valles agrícolas del noroeste y aleatoriamente de otros estados que se sustentan en la agricultura de exportación.

A decir de los expertos en materia de Comercio Exterior, en la mira de la autoridad del Trabajo norteamericana estarían el tomate, seguido de pepinos, ejotes, berenjenas, melones, cebollas, café, caña de azúcar, etcétera.

México produce al año 3.5 millones de toneladas de tomate

A decir verdad, no carece de validez el argumento para imponer el embargo: La explotación del trabajo forzoso, sobre todo de niños y adolescentes, cuyas familias son enganchadas en las regiones más económicamente deprimidas de México y trasladadas de predios donde se cultivan y cosechan hortalizas y legumbres, hecho documentado por organizaciones defensoras de los Derechos Humanos, informantes del Departamento de Estado.

Para medir la dimensión del riesgo, lo ponemos de este tamaño: Con datos ya ajustados de 2018, México produjo 3.5 millones de toneladas de tomate y se convirtió en el primer exportador mundial. El valor de las exportaciones a los Estados Unidos fue de 2.2 mil millones de dólares.

Granjeros de Florida, los más tenaces proteccionistas

Por un acuerdo firmado en 1996, los Estados Unidos dieron vía libre a su mercado. Sin embargo, en años posteriores los productores estadunidenses acusan a los productores mexicanos de prácticas de dumpin -competencia con mano de obra malpagada- y han logrado sanciones temporales. Durante la administración de Trump, esas sanciones han subido de grado por la vía arancelaria.

Los adversarios más tenaces de México en ese campo, son los granjeros de Florida, que presionan al Departamento de Comercio cada ciclo de cosechas.

Les tenemos noticias a nuestros productores agrícolas de exportación: El inquilino de la Casa Blanca ha escogido Florida como sede de la Convención del Partido Republicano para lograr el fíat como candidato a un segundo mandato. Como dicen en El chapulín colorado: Y ahora, ¿quién podrá defendernos?

Artículos relacionados

Ajustar la política económica para alcanzar las metas de la 4T

Redacción Voces del Periodista

Orden Constitucional: No confundir la magnesia con la gimnasia

¿Murió o agoniza la alianza PAN-Salinas?

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.