Voces del Periodista Diario
Opinión Salvador Martínez G

Impartición de justicia

Aunque Pese

Por Salvador Martínez García

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) es la máxima institución en materia de administración e impartición de justicia en México, representa uno de los tres Poderes del Estado, el Judicial, junto con el Ejecutivo y Legislativo.

Sus fallos son inapelables, aunque por la naturaleza humana que la compone, no son infalibles, por más que se puedan ajustar a las leyes y el derecho.

Esto viene a cuento por el actual diferendo entre los poderes Ejecutivo y Judicial, derivada de un amparo promovido por empresas privadas generadores de electricidad en contra de la Ley Eléctrica, aceptado por un juez federal de nombre Juan Pablo Gómez Fierro, con lo que se frena la vigencia de la nueva legislación.

Aún no se resuelve en definitiva el amparo, que a los ojos del Presidente López Obrador, su otorgamiento obedece a intereses económicos y no a planteamientos legales.

De ahí la carta que el Ejecutivo Federal envío al Presidente del SCJN, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, para que en su calidad de presidente del Consejo de la Judicatura Federal examine y si hay lugar sancione la actuación del juez Gómez Fierro en este caso.

El Consejo de la Judicatura tiene facultades para revisar la actuación del impartidor de justicia y si actuó fuera del marco legal sancionarlo, pero sin menoscabar la autonomía judicial de juezas, jueces, magistradas, magistrados, Ministras y Ministros.

Ese es el punto delicado del diferendo actual. No permitir que intereses económicos de índole particular marquen línea a los jueces ni tampoco vulnerar la independencia y autonomía de los impartidores de justicia.

Durante el último año el Poder Judicial de la Federación sancionó a 67 servidores públicos por actos de corrupción y existen cuatro denuncias contra magistrados por inconsistencias en su evolución patrimonial. Por lo cual de que se puede meter en cintura a jueces que tuercen la ley, se puede.

SUSURROS

La vacunación avanza, pero no al paso requerido ni anunciado, a la fecha se ha inoculado a cerca de cinco millones de personas, en su mayoría adultos mayores y personal de salud.

La primera meta es cubrir, al menos en su primera dosis, a toda la población mayor de 60 años a más tardar a finales de abril, pero la falta de vacunas, el acaparamiento de los biológicos por las grandes potencias podría impedirlo.

Se tiene que acelerar el paso rápida y masivamente para poder inocular a un promedio mayor de 500 mil personas al día y así alcanzar las metas establecidas. Veremos.

Email:  salvadormartinez@visionmx.com  Twitter:  @salvador_mtz

Artículos relacionados

Destino manifiesto de AL: Populismo fascista

Redacción Voces del Periodista

Se acabaron los moches!

Editor Web

¿Y el “Plan B” contra la pandemia?

Editor Web

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.