Voces del Periodista Diario
Abraham García Opinión

La Casa blanca escucha pasos en la azotea

Sinfonía Telúrica

Por Abraham García Ibarra

Será por la incurable adicción a las siglas y a los números relativos, o porque los interesados sólo hablan de lo bien que les irá en la feria, pero en el aturdimiento mediático no encontramos en el T-MEC la denominación expresa de Libre Comercio, como lo definió el acuerdo de 1994 y se mantuvo permanentemente en el TLCAN durante un cuarto de siglo.

A mayor abundamiento, un año antes de que se anunciara la reversa –extinción– del TLCAN, en 2015 México  blasonaba de 13 Tratados de Libre Comercio (TLCs) con 50 países, 32 acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones con 33 países y 9 acuerdos limitados con la Asociación Latinoamericana de Integración.

Todo lo  anterior parece haber terminado en papel mojado, sin ponderarse siquiera el solo costo de la impresión de esos documentos en diversos idiomas.

No es que se colija en automático la siguiente aseveración, pero en voz de alguno de los negociadores mexicanos del nuevo instrumento comercial escuchamos en 2019 que México queda inscrito en una zona proteccionista.

El potencial de los mercados de China y la Unión Europea

Conforme datos de agencias financieras multinacionales al inicio de 2020 -antes de la pandemia-, el Producto Interior Mundial -PIB anual- estaba colocado en más de 96 billones de dólares, valor total de la producción de bienes y servicios.

En conjunto, México, los Estados Unidos y Canadá (zona T-MEC), de acuerdo con las mismas fuentes, sumaban poco más de 22 billones de dólares, en tanto que, juntas, China y la Unión Europea (UE) sumaron 42 billones de dólares. Durante cinco años, hasta 2018, la UE tuvo un crecimiento, sino espectacular, sostenido.

Después del Covid-19, los analistas institucionales calculan que la UE tendrá en 2020 una caída del PIB de 10.9 por ciento, pero en 2021 registrará un rebote de 7.1 por ciento.

La UE tiene la piedra en el zapato del Bréxit, condicionado tercamente por Alemania. En la zona T-MEC, Canadá acaba de transitar por unas elecciones casi en alfombra de terciopelo. México tendrá en 2021 las elecciones más grandes su historia.

El factor de incertidumbre mundial: Elecciones USA/ noviembre

El factor de incertidumbre en América del Norte y en el mundo, lo aportan los Estados Unidos con las elecciones presidenciales de noviembre de 2020.

En agosto, los partidos Republicano y Demócrata tienen sus convenciones nacionales para nominar candidato presidencial. Están firmes, por el primero, Donald Trump; por el segundo,  Joe Biden.

Al inicio de julio, el Centro Pew dio a Biden 54 por ciento contra 44 por ciento de Trump. La Universidad de Monmouth, 53.41 por ciento al demócrata contra 41 por ciento al republicano. En cuanto a opinión pública, la gráfica sitúa a Biden con 44 por ciento de aceptación, mientras que Trump se queda en 38 por ciento.

La lectura de esos resultados lleva a avezados analistas políticos estadunidenses a empezar a calcular la votación por los grandes electores colegiados. Van las expectativas en la misma dirección.

Esa es la pista lodosa -para emplear un término de hipódromo- en que arranca el T-MEC cuando el informe Covid-19 reporta hasta anoche 3 millones 132 mil personas afectadas y 133 mil 420 muertes en los Estados Unidos. Tope en ello, feliz fin de semana, señores. Es cuanto.

Artículos relacionados

Sábila, Ficus y México

Redacción Voces del Periodista

México, patria de promisión y dignidad

Sobre el juicio neoyorkino contra El Chapo Guzmán

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.