Voces del Periodista Diario
Opinión

Sale de confinamiento El Borgia mexicano

Ruta México

Por Álvaro Aragón Ayala

En Sonora, de clima extremo y para algunos organismos, agotador -a causa de la escasez de agua-, los campesinos, sobre todo los indígenas, saben administrar sabiamente los ciclos lunares para regir los calendarios de la agricultura, ahí donde los distritos de riego se localizan en el sur del estado. Al norte, el Desierto de Altar.

Al modo del antiguo libro, los labriegos sonorenses se ocupan de segar las cañas o espigas de sus productos después de cada cosecha o las dejan para consumo del ganado. Es la labor de rastrojo. Al avistarse un nuevo ciclo de siembra, la tarea consiste en el barbecho, algo de reposo a la parcela para que cargue materia orgánica y humedad, y su preparación para el siguiente cultivo.

Si bien con algo de genes tabasqueños, Manlio Fabio Beltrones Rivera nació hace 68 años en Villa Juárez, en las inmediaciones del valle de El Yaqui, del estado citado. Hombre de talento político natural, aunque hizo la carrera de Economía, aprendió de las técnicas de sus paisanos rurales para aplicarlas al oficio de su querencia.

Esa vital intuición le ha permitido al sonorense recorrer todo el escalafón legislativo, desempeñar encargos en secretarías federales ocupadas, especialmente, de la política interior. Con ese equipaje llegó al Palacio de Hermosillo en 1991.

Buscó la candidatura presidencial pero apoyó el Pacto por México

Entre 2010 y 2012 apostó su capital por la candidatura del PRI a la presidencia de México, que fue cedida a Enrique Peña Nieto. Logró en cambio una diputación federal, que le permitió pastorear la LXII Legislatura, donde, sin rencor, apoyó el fáctico Pacto por México,  que pretendió sustanciar en una reforma constitucional para los gobiernos de coalición, que se quedó en el disco duro de San Lázaro.

Un sexenio antes, MFBR había mangoneado el Senado. De su establo salieron no pocas candidaturas variopintas a los gobiernos de los estados. Algunas no fueron para enorgullecerlo, sobre todo la de su paisano Guillermo Padrés Elías, el panista que terminó vestido de jaula por causas harto conocidas.

En el inter, el ex jefe nacional del PAN, el duranguense Manuel Espino Barrientos publicó una alerta política en la que describe a Beltrones como El Borgia mexicano.

En junio 2015, el sonorense fue habilitado como presidente nacional del PRI, del que había sido dirigente en su estado. Sólo duró 10 meses en la dirigencia tricolor en Insurgentes Norte 59, de la Ciudad de México.

Firma el testamento político para su hija Sylvana

Desde entonces -en el campo “privado”-, adoptó un bajo perfil en la grilla, desde donde en 2018 tripuló la candidatura de su hija Sylvana a la legislatura federal.

Hoy, la vieja chucha cuerera da señales de nuevo de vida política, que toma por sorpresa a sus detractores que lo consideraban ya un cadáver político. La razón es obvia, viene el cambio en el gobierno de Sonora en 2021 y su amor filial ve idónea a Sylvana para vestirla con la candidatura tricolor.

Al amoroso padre le sobran enemigos en su estado -aun en su propio partido-, pero tiene un buen entramado de alianzas con el empresariado de su entidad, con conexiones en Sinaloa, que también tiene relevo de gobernador el año próximo.

En el centro de la pugna la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, desde 2019 las fuerzas políticas sonorenses se han polarizado entre las que van con Beltrones Rivera y las que militan con el secretario de Seguridad Ciudadana, de la cuarta transformación, Alfonso Durazo Montaño, así éste no jugara directamente la sucesión priista para su persona.

Alfonso Durazo Montaño colocó una pica en Flandes

En febrero pasado, el titular de la SSC pareció colocar una pica en Flandes cuando logró que, desde Palacio Nacional, se le diera nombramiento de Comisionado de Protección Federal a Manuel Espino Barrientos, el que motejó a Beltrones Rivera con la anterior caracterización borgiana.

Pálidos signos, pues, de cómo se pondrá el clima sonorense cuando se levante -si es que un día se levanta- la bandera blanca del triunfo sobre la pandemia, que, dicho sea de paso, en la entidad ha provocado desastres irreparables, cercanos a una crisis humanitaria.

Las campañas se iniciarían en marzo de 2021, mes en que los sonorenses rinden memoria a Plutarco Elías Calles en el 91 aniversario de la fundación del Partido Nacional Revolucionario, que está muy lejos ya de ser partido, poco nacional y mucho menos revolucionario. Antes de la pandemia, era un anciano vulnerable.  

Artículos relacionados

Capítulo adicional de La divina comedia

Redacción Voces del Periodista

La alucinante fiebre del oro en el siglo XXI

Redacción Voces del Periodista

En pensiones, jubilados son convidados de piedra

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.