Voces del Periodista Diario

Primer ministro británico estaría dispuesto a prorrogar Brexit

REINO UNIDO, 4 oct (Prensa Latina).- El primer ministro británico, Boris Johnson, pedirá a la Unión Europea (UE) aplazar el Brexit si no consigue firmar un nuevo acuerdo de salida antes del 19 de octubre, según un documento oficial divulgado hoy.

El texto fue presentado este viernes ante la Corte de Sesiones de Escocia, la cual dirime una demanda presentada por una diputada, un empresario y un abogado locales para obligar a Johnson a cumplir una ley que le exige prorrogar el divorcio más allá del 31 de octubre, en caso de no alcanzar un nuevo pacto con el bloque.

La llamada Ley Benn fue aprobada por la oposición parlamentaria británica a principios de septiembre pasado, en un intento por evitar un Brexit sin acuerdo, cuyas consecuencias, auguran los analistas, serían catastróficas para la economía y la sociedad del Reino Unido.

El documento presentado por los abogados del gobierno ante el tribunal escocés contradice el discurso de Johnson, quien ha repetido hasta la saciedad que el país abandonará la alianza en la noche de Halloween, a como dé lugar.

Fiel a su fama de político extrovertido y altisonante, el gobernante conservador llegó incluso a decir que ‘prefiere estar muerto en una zanja’, antes de ir a Bruselas a rogar por un aplazamiento ante sus pares europeos.

El Reino Unido debió salir de la alianza europea el 31 de marzo pasado, después que el 52 por ciento de los británicos votó a favor del Brexit en el referendo de 2016, pero la negativa del Parlamento británico a respaldar el pacto firmado por la entonces primera ministra Theresa May obligó a posponer la salida, primero para abril pasado, y luego para el último día de octubre.

El principal obstáculo es una salvaguarda introducida por la UE para evitar el establecimiento de una frontera física entre ambas Irlandas, y que mantendría a la provincia británica bajo las regulaciones aduanales y comerciales europeas hasta que ambas partes firmen un nuevo acuerdo económico.

Una propuesta que hizo Johnson a sus pares europeos para modificar algunos aspectos del llamado backstop irlandés fue recibida con reticencia en el continente, mientras que la oposición parlamentaria británica se apresuró a anunciar que no la secundará, por considerarla un refrito del tratado de retirada de May.

VP/INTERNACIONAL/PG

Articulos relacionados

La política de amenazas fracasa: ¿le pedirá Trump ayuda a Putin?

Trump: EE.UU. aumentará su arsenal nuclear hasta que Rusia y China entren en razón

Covax podría dar vacunas anti-COVID-19 desde febrero y cubrir al 3% de la humanidad

Redacción Voces del Periodista