Voces del Periodista Diario

RUSIA VETARÁ ZONA DE EXCLUSIÓN AÉREA EN SIRIA

Alexander Lukasevich

Moscú, 17 jun (PL) El portavoz de la cancillería rusa, Alexander Lukasevich, afirmó hoy que Moscú con su poder de veto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas impedirá la imposición de una zona de exclusión aérea en Siria.

No permitiremos que se repita en el conflicto sirio lo mismo que en Libia, sostuvo el diplomático después de recordar recientes declaraciones del ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov.

Todas las maniobras en torno a la zona de exclusión y los corredores humanitarios derivan de la falta de respeto hacia el derecho internacional. Ya vimos en Libia cómo se lleva a cabo la introducción de una zona de exclusión aérea, criticó el canciller.

Esa medida puede ser aplicada solo por el Consejo de Seguridad de la ONU, donde el voto negativo de Rusia tiene valor de veto.

Lukasevich dijo a la prensa sentirse sorprendido por la ruptura de relaciones diplomáticas de Egipto con Siria, anunciada el fin de semana último, y por su petición de introducir una zona de exclusión aérea.

Tal decisión es poco probable que dé una imagen positiva de Egipto en relación con los esfuerzos de los países de la zona para resolver el conflicto sirio, comentó el portavoz.

Esperamos recibir explicaciones adicionales de nuestros colegas egipcios sobre esta postura, dijo Lukasevich.

Con respecto al posible inicio de la conferencia internacional sobre Siria convocada por Rusia y Estados Unidos tras las conversaciones sostenidas en Moscú por Lavrov y su par norteamericano, John Kerry, el vocero reconoció la dificultad de fijar una fecha.

Rusia desea aclarar la situación tras un encuentro entre diplomáticos rusos, de Estados Unidos y la ONU el 25 de julio próximo, anticipó.

Lukasevich expresó la esperanza de que esa reunión tripartita con la participación del enviado especial de la ONU, Lakhdar Brahimi, permita encontrar soluciones de compromiso sobre los preparativos de la reunión conocida como Ginebra II.

Una amenaza contra ese foro es la posición asumida por Estados Unidos, uno de sus patrocinadores, que decidió brindar apoyo militar a grupos violentos negados a dialogar con el gobierno de Bashar al Assad.

Para justificar esta parcialización, Washington acusa a Siria del uso limitado de armas químicas, pretexto rechazado por el propio canciller Lavrov, quien aclaró que las pruebas presentadas no cumplen las exigencias establecidas por la ONU y pudieron ser manipuladas.

Articulos relacionados

El plan Unitas Lix sería el golpe final contra Venezuela

Redacción Voces del Periodista

Siria y Rusia: Estados Unidos sigue frustrando los esfuerzos para evacuar a los desplazados del campamento de al-Rukban

Mattis no tiene pruebas del “ataque químico” en Duma