Voces del Periodista Diario

Asamblea del PRI: ¿Chantaje o ruptura? (8)

A fuego lento

Por Enrique Pastor Cruz Carranza (*)

El retorno del PRI a la Presidencia de México es una señal de alarma, para quienes han construido sus feudos en cada entidad y simulan la pluralidad, por medio de acuerdos entre ellos mismos, para dar la impresión de estar ante un escenario de diversidad, con los mismos en calidad de camaleones.

Para los expertos de esta estrategia, se tenía a un nuevo Presidente manipulable, débil y sin el carácter para imponer ningún criterio de gobernanza; por ello se presumía la continuidad del mismo programa económico neoliberal (que nunca ha cambiado), pero bajo el dominio de los mismos que habían aprovechado la crisis política con el crimen de Luis Donaldo Colosio y el enfrentamiento de Ernesto Zedillo con Carlos Salinas de Gortari.

En algunos mentideros de Isla del Carmen Campeche, sede de las más colosales actividades y corrupción en materia petrolera , se presumía en la última visita de Felipe Calderón Hinojosa, que “Peñita Nieto” llegaba bajo muchos condicionantes, entre ellos, dejar sin ningún cambio, los cotos de rapiña y contratismo, destacando el cargo en la Subdirección de Mantenimiento y Logística de PEMEX en manos de Mario Ávila Lizárraga, lacayo de los intereses del PAN-MOURIÑO, donde también se destaca la poderosa empresa OCEANOGRAFÍA de Amado Yañez, considerado el benefactor supremo por instrucciones directas de CASA IMÍ y protegidos institucionales EN TODAS SUS OPERACIONES FRAUDULENTAS, DURANTE TRES SEXENIOS POR PARTE DE LOS TITULARES de la SHCP, PEMEX y PGR.

Se hacían comparaciones de manipulación al mismo tenor de un Vicente Fox o bajo control etílico de Felipe Calderón.

El Primero de diciembre del 2012, las advertencias en la Ciudad de México se convirtieron en manifestaciones con todas las facilidades, por parte del gobierno de la Ciudad de México, donde Marcelo Ebrard Casaubon -antes de entregar el mando el 4 de diciembre- quiso demostrar el músculo, mientras en todos los Estados, los gobernadores exigían la foto colectiva para demostrar el apoyo del nuevo inquilino de Palacio Nacional y en el PRI se posicionaba el Grupo Atlacomulco con la llegada del ex gobernador sustituto de Emilio Chuayffet, el actual líder partidista en la Cámara de Diputados, César Camacho Quiroz.

A muchos sorprendió la débil y tibia protesta del tabasqueño Andrés Manuel López Obrador (segundo lugar en el proceso), pues había quienes advertían una crisis superior a la de 2006, cuando se tomó Reforma y se creó un conflicto cargado de mezquindad y acuerdos secretos que contemplaban futuros cotos legales de administración política electoral a su grupo itinerante, en diferentes partidos de corte izquierdista, pero productivos mercaderes en acuerdos con la derecha acorde al monto de la causa.

La tranquilidad estaba garantizada con dos personajes al frente del Legislativo. En la Cámara de Diputados, su señoría, Manlio Fabio Beltrones, y en la Cámara de Senadores, el singular Emilio Gamboa Patrón.

Evidentemente, para Peña Nieto la prioridad en el proyecto de su gobierno era buscar los consensos necesarios para poder llevar a cabo las obligadas “Reformas Estructurales”, reclamo cada día más severo en el modelo financiero involutivo, especialmente en materia del petróleo.

Después de varios intentos frustrados por cambiar la Constitución y hacerla cómoda para el actual loteo de nuestros mares y zonas energéticas, se tenían qué hacer las cosas bajo proyecto y plan finamente orquestado con la asesoría desde el despacho del nuevamente posicionado Carlos Salinas de Gortari, y del equipo político directamente vinculado con el Presidente.

Los primeros amagos de enfrentamiento y en busca de crisis para truncarlo se dio por medio de la empoderada líder sindical Elba Esther Gordillo, quien descalifica la propuesta de reforma educativa y reta al sistema, confiada en tener a su lado amigos en los Estados, ex presidentes como Zedillo, Vicente Fox y Calderón y en su alarde, lleva como invitado al experto en traiciones calculadas, el senador inédito en su actividad legislativa, Carlos Romero Deschamps.

La respuesta es un procedimiento de investigación y detención de la líder que había logrado dominar con sus contactos esotéricos africanos a Martha Sahagún, quien había demostrado su poder al obligar a retroceder en las elecciones de Campeche a Felipe Calderón y la familia Mouriño. Elba Esther, abandonada a su suerte, aún está tras las rejas, deslindados todos sus anteriores aliados sin el mínimo pudor.

La estrategia para lograr Las Reformas Estructurales fue la firma de un acuerdo político de colaboración recíproca denominado “PACTO POR MÉXICO”, el 2 de diciembre del 2012, SIENDO Gustavo Madero por el PAN, Jesús Zambrano Grijalva por el PRD y Cristina Díaz Salazar, por el PRI.

Desde el tricolor, se mantenía una vigilancia permanente a cualquier intento de injerencia en las elecciones de los Estados, donde -inteligentemente- no se dieron muestras de buscar el cambio de la inercia en esos primeros años, donde tanto Manlio Fabio Beltrones como César Camacho Quiroz, administraron el partido como su cuota de mando, bajando recursos a su arbitrio y cobrado jugosos “MOCHES” en escandalosa y cínica corrupción concertada.

Las reformas se complementan en los 20 meses de gobierno sin sobresaltos y el 11 de diciembre del 2013, se corona el éxito del proyecto político-financiero de Peña Nieto y quienes lo encumbraron en la segunda alternancia partidista.

Junto a ello, surgía una nueva generación de políticos en todos los partidos, dejando a raya a los tradicionales señorones del poder mesiánico y poderes fácticos que vieron derrumbarse sus castillos de chantajes y grandes fraudes.

El “PACTO POR MÉXICO” TAMBIÉN ERA LA CUNA DE NUEVOS ACTORES DE DIFRENTES PARTIDOS QUE REBASAN A SUS LÍDERES Y LOS DESPLAZAN CON EVIDENTE APOYO DEL PODER EN CIERNES.
Ante el éxito logrado, seguía la SEGUNDA parte del proyecto en el gobierno que era recuperar el PRI y romper las inercias caciquiles de origen en la gestión de Ernesto Zedillo y el poder acumulado por 18 AÑOs .

Tambores de rebeldía en los Estados, azuzados por Manlio Fabio y sus incondicionales, mientras en el PRI TODA PROPUESTA DEL PRIMER PRIISTA SI BIEN SE ACEPTABA CON HIPOCRESÍA, SE COMBATÍA CON FEROCIDAD Y TRAICIÓN ELECTORAL.

(*) CORREO ELECTRONICO: enriquepastorcruzcarranza@yahoo.com.mx

Articulos relacionados

Saboteadores y partisanos en la Guerra de Ucrania

Editores

De cuando a don Belisario le cortaron la lengua

Redacción Voces del Periodista

Puntos neurálgicos del poder judicial

Voces Diario