Voces del Periodista Diario

El Tribunal Mundial condenó el genocidio en Gaza; ¡ahora tenemos que detenerlo!

Consejo de Seguridad de la ONU. Foto de la ONU / Eskinder Debebe

El gobierno de Argelia anunció el fin de semana que ha solicitado que se convoque urgentemente al Consejo de Seguridad de la ONU el próximo miércoles 31 de enero para dar “efecto vinculante” a la histórica decisión del 26 de enero de la Corte Internacional de Justicia ( CIJ) sobre la cuestión de las acusaciones de Sudáfrica de genocidio israelí contra los palestinos de Gaza. Las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, si logran superar los vetos de Estados Unidos y Gran Bretaña, son, de hecho, jurídicamente vinculantes en todo el mundo. Las decisiones de la CIJ son jurídicamente vinculantes para las partes, pero la Corte carece de un mecanismo propio para ejecutarlas.

Los perpetradores y los cómplices del genocidio que se está cometiendo en Gaza, simplemente se están haciendo los desentendidos, tratando de convencer al mundo de la mentira de que, de algún modo, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ha dado luz verde a Israel. . El diario  Wall Street Journal  calificó la decisión del Tribunal Mundial de “una rara victoria para Israel”; el  Jerusalem Post  dijo que era “una gran victoria para Israel”; y el Departamento de Estado anunció que “la CIJ no hizo una constatación sobre genocidio ni pidió un cese al fuego en su fallo”, y que “seguimos creyendo que las acusaciones de genocidio son infundadas”.

Pero la realidad es que, con la presentación que hizo Sudáfrica de su irrefutable caso jurídico contra el genocidio israelí en Gaza, junto con la conclusión de la CIJ de que existen motivos suficientes para investigar a fondo esa acusación de genocidio, el velo se ha levantado por fin para que todos lo vean. Por ello, el mundo tiene una deuda de gratitud con la República de Sudáfrica, y quizás con Nelson Mandela personalmente, cuya vida sigue dando sentido y fuerza a millones de personas que han venido después de él. También hay que destacar el papel de las naciones del BRICS, de las que Sudáfrica es uno de los miembros originales, en el apoyo y fortalecimiento de la determinación de Sudáfrica.

No obstante, lo nuestro no es comentar los entresijos de la sentencia de la CIJ, sino intensificar la lucha para detener realmente el genocidio. La fundadora del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche, abordó las implicaciones más amplias de la sentencia de la CIJ en su intervención en la 34ª reunión semanal de la Coalición Internacional por la Paz (CIP), que se llevó a cabo el 26 de enero. , que dio pie a un intercambio de opiniones sobre los próximos pasos a dar.

Los participantes expresaron su gratitud por la sentencia de la Corte Internacional de Justicia, que fue bastante sorprendente, y tomaron nota del hecho de que se trata de un enorme paso adelante. Independientemente de lo que Israel pretende hacer ahora, tiene que tener en cuenta lo declarado por el Tribunal, porque tiene amigos internacionales que también tienen que vivir con las consecuencias de ello. La gran pregunta es, cuál será el efecto sobre Estados Unidos y Alemania, por ejemplo, que habían argumentado que la demanda de Sudáfrica “no tenía fundamento”.

De hecho, la redacción de la sentencia del Tribunal fue muy firme, incluso aunque no exige un cese al fuego total inmediato. Además, el documento final repite gran parte de las acusaciones que hizo Sudáfrica, por lo que es necesario conseguir  el texto exacto  de lo que leyó en La Haya la presidenta del tribunal, la estadounidense Joan E. Donoghue, y difundirlo en todos los medios de comunicación social, en todos los ayuntamientos, iglesias, mezquitas y sinagogas, con la exigencia de que aprueben resoluciones de que debe haber un cese al fuego inmediato, acción sobre la base de la sentencia de la CIJ. Esto es tanto más urgente cuanto que los principales medios informativos tenderán a restarle importancia e intentarán sacarlo del ciclo de noticias lo antes posible.

Los participantes en las reuniones de la CIP, y todos aquellos que quieran poner fin a la carnicería, deben comprometerse a difundir la sentencia de la CIJ lo más ampliamente posible. Esto transmitirá un mensaje de apoyo al gobierno de Sudáfrica y mantendrá al máximo el sentimiento de movilización a nivel internacional.

Israel tiene un mes para informar a la CIJ sobre lo que ha hecho para garantizar que no se produzca un genocidio. Cada día, cada hora y cada minuto, sigue muriendo gente en Gaza. Maximizar nuestros esfuerzos, especialmente ahora, es más importante que nunca.

Articulos relacionados

Reforma fiscal, golpe de muerte a la economía

Editor Web

El “éxito” de las reformas transformadoras

Amenaza latente: El mercado negro

Redacción Voces del Periodista

#ESCALADA DE VIOLENCIA DE GUERRA HIBRIDA EN MÉXICO. ORQUESTACION DE MEDIOS INTERNACIONAL-LOCAL.