Voces del Periodista Diario
Abraham García Opinión

En memoria de la proclamación de Colosio

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

Se puede documentar que, desde 1989, el precandidato presidencial de Carlos Salinas de Gortari para la sucesión de 1994, era el presidente del CEN del PRI, Luis Donaldo Colosio. El prospecto del jefe de la Oficina de Presidencia, José María Córdoba Montoya, era el secretario de Programación y Presupuesto, Ernesto Zedillo Ponce de León.

Para 1993, en los cenáculos del PRI irrumpió la escena sucesoria el secretario de Hacienda y Crédito Público, Pedro Aspe Armella. Colosio había sido transferido para entonces a la Secretaría de Desarrollo Social. Zedillo, a la Educación Pública.

Los momios se movían hacia el sonorense, bajo el supuesto de que era el hijo político del Presidente en funciones. El de Magdalena de Kino era, en efecto, parte del Grupo compacto aclimatado en Los Pinos.

El PRI llegó a 1994 con 11 elecciones presidenciales ganadas

Se han cumplido 26 años de la proclamación de Colosio, presentado el 28 de noviembre del 93 como el delfín. El 8 de diciembre, día consagrado a la Inmaculada Concepción, la VIII Convención Nacional Ordinaria del PRI corrió el trámite estatutario. Se subrayó un atributo en el acto de confirmación: Lealtad a nuestros fines. Hasta entonces, el PRI había triunfado en 11 elecciones presidenciales.

Nadie se imaginó entonces que Luis Donaldo Colosio era el candidato… pero al magnicidio.

Desde noviembre de 1993 mismo, el clima político en torno a la precandidatura presidencial tricolor empezó a enrarecerse. Al iniciarse la campaña en diciembre, la resistencia fue subiendo de tono. El 6 de marzo de 1994, el sonorense presidió en la Ciudad de México su postrero acto nacional de proselitismo, en ocasión del 65 aniversario, diferido dos días, de la fundación del Partido Nacional Revolucionario (PNR).

2000, fin de una feliz era política de vino y rosas

La tarde del 23 de marzo de 1994, el candidato presidencial del PRI, en Tijuana, Baja California, asistió a la trágica cita: Le fue perforado el cráneo. Se intentó suplirlo con Aspe Armella, a quién se le cruzó un impedimento constitucional. Una bien informada videocasetera resolvió en Los Pinos la nominación de quien había sido coordinador de campaña del malogrado sonorense: Ernesto Zedillo.

En las elecciones federales intermedias de 1997, el PRI se enfrentó a una nueva correlación de fuerzas en la Cámara de Diputados federal, perdió su predominio político en el Distrito Federal y en algunos estados las gubernaturas. En 2000 terminó el ciclo del partido casi único.

Hace dos semanas, la nomenclatura del PRI instaló su Consejo Político Nacional y la Comisión Política Permanente en medio de un vacío de bases militantes y la reaparición de una caduca generación de perdedores.

No preguntes por quién doblan las campanas…

Ese es el magro presupuesto tricolor para 2021 y 2024, después de haber perdido en 2018 más de 10 millones de votos en la elección presidencial respecto de la de 2012.

Colosio fue aclamado candidato presidencial un día dedicado a la Inmaculada Concepción de diciembre de 1993. Por éstos día, pocos apuestan por la repetición del milagro que resucitó en 2012 a Lázaro. Más temprano que tarde, el magnicidio cobra sus costos. En estas horas, no preguntes por quién doblan las campanas… Es cuanto.

Artículos relacionados

Pendientes de la Cuarta Transformación

Redacción Voces del Periodista

En siete años, 2, 258 agresiones a periodistas

Redacción Voces del Periodista

“¡EL REFLEJO Y EL BOSQUEJO!”

UserJonathan

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.