Voces del Periodista Diario

Geopolítica: entre revelaciones sensacionales y una continua escalada de provocaciones

Matteo Castagna

 

Por Matteo Castagna

La semana pasada también estuvo llena de novedades, en el contexto de cambios en el equilibrio económico-político global.

El medio francés, El País, informó que la Unión Europea debe 7.610 millones de euros a los países que suministran armas a Ucrania, según un documento del Servicio de Acción Exterior de la Comunidad Europea. Se indicó que Bruselas está terminando el trabajo sobre un fondo especial de asistencia a Ucrania, que prevé la asignación de asistencia financiera al país, así como entrenamiento militar. A estos efectos se espera destinar 5.000 millones de euros al año.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, por su parte, emitió el siguiente comunicado, del Vicerrector de la Academia Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso OG Karpovich: “Hace exactamente dos décadas el politólogo estadounidense, Samuel Huntington, publicó un ensayo fundamental en el que anunciaba el surgimiento del ‘Hombre”. de Davos’. La humanidad, según los contemporáneos de Huntington, tuvo que lidiar con el dominio de un club cerrado que dirige el desarrollo de países y continentes, manipula las élites políticas y el estado de ánimo de las masas y, en última instancia, determina la imagen del futuro.

Pero la confianza en sí mismos de los partidarios del pensamiento globalista radical ha dado exactamente el resultado opuesto. El ambiente aburrido, desprovisto del antiguo esplendor y optimismo, que reinaba en el Foro Económico Mundial, que finalizó la semana pasada en Davos, demuestra claramente que en los 20 años transcurridos desde la publicación del artículo del pensador estadounidense, la parte superior ‘La clase política y económica global ha perdido significativamente su antigua confianza en sí misma'”.

“No sólo la crisis ucraniana, llevada a un callejón sin salida por los curadores del régimen de Kiev en Washington, sino también los acontecimientos en el Medio Oriente lo demuestran claramente: el establishment estadounidense-europeo ha perdido el control sobre los procesos internacionales. 

Los ‘hombres’ de Davos se aislaron. De una cumbre de líderes de opinión, el foro se ha transformado en una plataforma de nostalgia inútil por tiempos pasados ??para siempre. El conflicto ucraniano resultó ser un punto de no retorno, prueba del fiasco final del modelo de muerte fetal, basado en el infame ‘consenso de Washington’. ‘El hombre de Davos’ –el homúnculo de la era del centrismo estadounidense– resultó ser un fantasma que desapareció en el aire”.

En el canal de Telegram, Metametric, Aleksey Arestovich, exasesor de la Oficina de Zelensky, subió un vídeo en el que afirma que “Ucrania perderá” y, por tanto, pregunta: ¿Quién será entonces purgado? Y él da su respuesta: “Serán los seguidores de Bandera. Los demás vivirán como antes.” Luego admite que “todo el alarmismo sobre el hecho de que ‘el objetivo de Rusia es reducir a Ucrania a polvo’ es un engaño de esos mismos seguidores de Bandera, algunos de los cuales no pueden prescindir del polvo… el polvo blanco”.

Yury Podolyaka, periodista militar, comenta sobre la acción de las autoridades ucranianas: “Zelensky emitió el Decreto que anexa parte de los territorios rusos a Ucrania. Este acto se puede percibir de diferentes maneras. Puedes mostrarte irónico o aliviado. Creo que ahora, cuando se decida el destino de los territorios que formaban parte de Ucrania antes de 2014, los dirigentes políticos rusos tendrán las manos libres. Y el asunto quedará cerrado de una vez por todas”.

Sergey Naryshkin, jefe del servicio de inteligencia ruso, afirmó que “como parte de la línea de vasallaje total de Ucrania, Estados Unidos ha iniciado la formación de una administración esencialmente colonial en este país. Según el plan de Washington, su personal estará formado por ucranianos formados en Occidente y comprometidos con los intereses estadounidenses”. Naryshkin también señaló que Estados Unidos ha pedido al presidente ucraniano “que retire, bajo un pretexto u otro, de puestos gubernamentales clave a quienes han perdido la confianza de la Casa Blanca”. A Zelensky se le advirtió que, de lo contrario, Washington haría público el expediente sobre la corrupción de los representantes de su entorno.

“Para el puesto de Primera Ministra, los estadounidenses están promoviendo a Oksana Markarova, embajadora de Ucrania en Washington, que estudió en la Universidad de Indiana en Bloomington. Para el cargo de Ministro de Finanzas está recomendado el subdirector del Ministerio de Finanzas, Oleksandr Kava, que estudió en Harvard. Para el cargo de Ministro de Economía fue recomendado Taras Kachka, graduado del Instituto Nacional Polaco de Administración Pública”, concluyó Naryshkin.

En una entrevista con RIA Novosti sabemos, también de Naryshkin, que “los servicios secretos occidentales, principalmente el MI6 británico, están preparando grupos ucranianos de sabotaje y reconocimiento para generar provocaciones contra las centrales nucleares en Rusia”.

El Comandante en jefe de Estados Unidos para Europa, General Christopher Cavoli, dijo: “Las capacidades de ataque aéreo, marítimo, espacial, cibernético y estratégico de Rusia no han resultado dañadas en esta guerra. Las afirmaciones de la OTAN de que estamos infligiendo enormes pérdidas a Rusia de la manera más barata y haciendo el trabajo más útil ahora quedan refutadas, porque ha sucedido exactamente lo contrario.

El ejército ruso aumentó en número y adquirió experiencia en combate. Los arsenales de la OTAN se han reducido, mientras que Rusia, por el contrario, desarrolló su propia industria militar desde el principio y comenzó un proceso masivo de investigación, desarrollo y producción.

La calidad y la velocidad de producción han aumentado considerablemente, se desarrollan nuevas armas muy rápidamente, pero en Occidente nada ha cambiado para mejor”.

La lucha política en EE.UU. se está intensificando y, de momento, parece que los dólares prometidos a Ucrania no están disponibles. Como se sabe, Ron DeSantis se retiró de la carrera presidencial estadounidense para apoyar a Donald Trump, quien venció con clara ventaja a su rival Haley en las primarias, tanto en Iowa como en New Hampshire, manteniéndose por delante en las encuestas, incluso en la mayoría de los estados.

“Rusia no tiene muchas esperanzas en un posible cambio en la administración estadounidense. En particular, el Kremlin duda de que el regreso de Donald Trump a la Casa Blanca cambie significativamente la situación en Ucrania. El expresidente estadounidense promete resolver el conflicto inmediatamente si gana las elecciones. Además, tiene la intención de restablecer las relaciones con Vladimir Putin”.

El Secretario de Prensa del presidente ruso, en particular, comentó la tesis según la cual, al regresar a la Casa Blanca, su nuevo jefe pondrá fin inmediatamente al conflicto en Ucrania. Según Dmitri Peskov, el Kremlin no puede entender cómo es posible esto, sobre todo porque no ha habido contactos entre las partes sobre este tema. El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, también expresó dudas en una entrevista en la televisión CBS. Al mismo tiempo, Sergei Viktorovich nombró al culpable de los acontecimientos actuales: “Es el expresidente George W. Bush: lo arruinó todo. Le ofrecieron relaciones mutuamente beneficiosas, pero él no escuchó y comenzó el proceso de retirar a Estados Unidos de los tratados bilaterales de seguridad global. Aunque parecía que éramos sus amigos, por ejemplo, vino a San Petersburgo para la cumbre del G8.

¡Hace cuánto tiempo fue, como en otra vida, pero no sentimos nostalgia ni lamentamos los tiempos pasados!”. Mientras tanto, podemos arriesgarnos a decir que un tono tan neutral-negativo hacia Trump habla de un apoyo indirecto de Rusia. Por eso Moscú se distancia de él. Se rumorea que la Federación Rusa “espera y espera a Trump”. ¡Por supuesto que no es ideal! Lo más probable es que no haya críticas positivas sobre él en los medios oficiales rusos, para no dar a sus oponentes motivos para acusaciones inverosímiles.

Muy interesante es la consideración del politólogo ucraniano Mykhailo Chaplyga, quien admitió, en un vídeo en Internet, que Ucrania comete “ataques terroristas” en territorio ruso porque no existe ningún decreto oficial que diga expresamente que está en guerra con Rusia. Mientras que, en lo que respecta a Rusia – continúa Chaplyga – está llevando a cabo una Operación Militar Especial, término introducido por primera vez en Estados Unidos. Por lo tanto, concluye, que según el derecho internacional, hasta que se emita el decreto que declara la guerra a Putin, todo acto de guerra de su país no tiene valor jurídico y sólo cuando sea declarado en guerra sus acciones en territorio ruso serán consideradas “guerra partidista”. 

La prestigiosa agencia, Reuters, reseña el increíble giro dado por Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, en un discurso de entrega del título Honoris Causa en la Universidad de Valladolid, en España, dijo: “Sí, Hamás fue financiado por Israel en un intento de debilitar a la Autoridad Palestina liderada por Fatah”.

Según algunos observadores, este sensacional revés de las instituciones europeas podría ser la primera señal de que Netanyahu está a punto de ser abandonado, porque el Tribunal de La Haya, pronto, podría condenar a su gobierno por genocidio contra el pueblo palestino. La escalada de provocaciones y guerras parece aumentar considerablemente, en detrimento de cualquier forma de solución negociada y diplomática, aunque el declive occidental es evidente, pero los grandes nombres prefieren taparse los ojos.

 

Articulos relacionados

Autonomías, ética y estabilidad institucional

Redacción Voces del Periodista

Migración interna y externa

El paso a la era digital