Voces del Periodista Diario

México: Liderazgo regional a conservar y acrecentar

Ojo Público
Por Norberto Hernández Montiel

Un leitmotiv se usa principalmente en el arte. Se trata de una figura retórica que tiende a repetirse a lo largo de una obra con el fin de enfatizar un enunciado, una metáfora, o algún elemento que puede cambiar su significado, según el contexto. Es muy común hallarlos en composiciones musicales, pintura y las bellas artes en general.

Entre las expresiones que ha utilizado el presidente Andrés Manuel López Obrador al iniciar su sexenio destacó una, cuando le preguntaron en qué momento realizaría su primer viaje a Estados Unidos. Entonces acuñó un leitmotiv: “la mejor política exterior es la interior”. Ese fue el sello de su liderazgo en América Latina.

Así enfatizaba que se iba a dedicar al trabajo en México, para poner en marcha otro leitmotiv: “por el bien de México, primero los pobres”. Se concentró en esa labor, no sólo con los programas de becas de Bienestar, sino también puso las bases de la infraestructura que va a llevar mayor desarrollo al sur de la República, una de las regiones más descuidadas en el pasado.

Contra viento y marea, el mandatario cumplió con la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), puesto en marcha el pasado mes de marzo; la Refinería Olmeca de Dos Bocas se inaugurará el mes próximo; el tren maya para fines de 2023. Podemos mencionar otros proyectos, pero lo importante es lo que todos tienen en común: son detonadores de desarrollo económico-social.

No obstante, los programas que emprendió apenas iniciado su gobierno, como “Jóvenes construyendo el futuro” y “Sembrando Vida”, son los que inició en México y ya se están instrumentando en el exterior, con la perspectiva de arraigar en sus países de origen a la población juvenil, la más propensa a la migración.

En El Salvador, 20 mil jóvenes reciben los apoyos económicos de ambos programas, 10 mil de cada uno. De igual forma ocurre en Honduras. En Cuba, el programa “Desarrollo rural y fortalecimiento de las capacidades locales económicas, sociales y ambientales”, se adecuará a “Sembrando Vida” de acuerdo con el contexto de los productores isleños.

Para  Belice no sólo se iniciará el programa “Sembrando Vida”, sino se estudia la extensión de la ruta del Tren Maya al Puerto de Ciudad Belice, además de que se acordó la suspensión de aranceles a productos de ese país.

En Guatemala, aparte de este programa, se simplificará el trámite para que los trabajadores fronterizos guatemaltecos obtengan su Clave Única del Registro de Población (CURP), con la finalidad de que quienes los contraten en México también los afilien al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Toda la información anterior la recibió la Comisión Permanente del Congreso de la Unión en el informe de la gira que llevó a cabo del 5 al 8 de mayo el Presidente López Obrador, por Guatemala, El Salvador, Honduras, Belice y Cuba, previa a la Cumbre de Las Américas, a la cual, como sabemos, el mandatario no asistió, debido a que se excluyó de ella a las representaciones gubernamentales de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Hay todavía más: hace unos días, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, anunció el comienzo del programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”, con el nombre “Building the future” en los Ángeles, California, con 3 mil beneficiarios, inicialmente.

De acuerdo con las declaraciones que hizo el canciller, en una reunión con compatriotas que radican en la ciudad con mayor cantidad de compatriotas, “empezamos en Los Ángeles, porque es la comunidad mexicana más grande de Estados Unidos, pero vamos a seguir a seguir a otras ciudades.”

En todos estos casos vemos la aplicación del leitmotiv “la mejor política exterior es la interior”, y también la consolidación de un liderazgo que México, por distintas razones, no había tenido nunca; en los últimos sexenios, inclusive, ocurrió lo contrario y se adoptó la agenda dictada del vecino del norte.

La base de este liderazgo es el apego a los mejores principios de política exterior mexicana, que son no intervención y autodeterminación de los pueblos, establecidos en el Artículo 89, fracción X de nuestra Constitución.

Conviene recordar nuestro ordenamiento máximo en cuanto a relaciones exteriores: “En la conducción de tal política, el titular del Poder Ejecutivo observará los siguientes principios normativos: la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacífica de controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo; el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos y la lucha por la paz y la seguridad internacionales…”

Esta fracción está vigente, a pesar de las reformas que se le hicieron en los sexenios neoliberales, y se publicaron en el Diario Oficial de la Federación los días 11 de mayo de 1988, 12 de febrero de 2007 y 10 de junio de 2011.

Como podemos ver, las relaciones internacionales de nuestro país, basadas en la Constitución, pueden conducir a un liderazgo regional como el que ha construido el presidente López Obrador, el cual es necesario conservar.

Se puede ir todavía más allá, si en Estados Unidos se abandonan las actitudes apegadas a los intereses económicos que siguen viendo como negocio la intervención y los derechos humanos como pretexto para la intrusión o el rencor, que como en el caso de Cuba, ha ocasionado un bloqueo económico inicuo que ya rebasa los 60 años.

A pesar de que en la Cumbre de las Américas se perdió la oportunidad de dirimir las diferencias y aprovechar nuestras fortalezas como región, desde México se está trabajando en el impulso regional, al que se debe apostar con determinación, con el fin de conservarlo y acrecentarlo.

Articulos relacionados

COP28 UAE

El ombudsman y los periodistas

MARTINIANO, EL PODEROSO EX OFICIAL MAYOR, TRAS LAS REJAS; Y NIETO REABRE CASO A LA SOSA NOSTRA

UserJonathan