Voces del Periodista Diario

Estado de México, El espejo negro de Tezcatlipoca

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Aunque en 2017 son cuatro entidades con calendario electoral (tres para gobernador,  la cuarta para gobiernos municipales), el Estado de México ha entrado en la dinámica de la rentable industria demoscópica.

Por razones más que obvias: Es la patria chica del presidente Enrique Peña Nieto y es el estado con más alta potencia económica y el de mayor densidad demográfica y electoral.

Algunas encuestas sobre intención del voto, difundidas en los últimos días, subrayan que, hacia donde se mueva el Estado de México en 2017, se moverá la sucesión presidencial de 2018. De ahí que la apuesta de Los Pinos se cotice en lingotes de oro.

Faltando menos de cuatro meses para la definición en Edomex, las combinaciones más coincidentes presentan las expectativas de los partidos en tercios, en cuyo caso irrumpe en el escenario el partido del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que en alguna de esas combinaciones ocupa el primer sitio.

La correlación de fuerzas se modificó hacia finales de 2016 en que abortó la alianza entre el PAN y el PRD. En el primero, la ex candidata presidencial Josefina Vázquez Mota sigue deshojando la margarita. Sus adversarios la consideran ajena a la política mexiquense y pujan por una candidatura “nativista”, que podría recaer en la familia Durán Reveles, de gran trayectoria azul.

El PRD ha quedado a la deriva y no se descarta que, conforme avance el proceso, se oriente finalmente “por la libre” hacia un acuerdo con el candidato priista Alfredo del Mazo Masa.

Los augures de la política, sin embargo, especulan que, después de la declinación del senador Alejandro Encinas Rodríguez, algunos perredistas optarían  por el voto útil al tricolor y otros, acaso la mayoría, lo harían por Morena.

Hasta ahí se observa el juego de espejos con un arcoíris cuyo ciclo se cerrará el primer domingo de junio.

En lo que no se meten las encuestas, porque parece no ser de su interés, es en la cuestión de las plataformas electorales que, por lo demás, los propios partidos no alcanzan aún a diseñar.

Es donde se entra el negro espejo de Tezcatlipoca. Quien resulte triunfador en la contienda, se enfrentará a una realidad difícil de gobernar.

Campeón nacional en criminalidad

El dato más espeluznante, es el siguiente: El Estado de México es, en términos científicos, un estado criminógeno, fenómeno que no logran atemperar los operativos federales, que incluyen al Ejército, aplicados en los tres últimos años.

Para 2016, la suma de delitos fue de 221 mil 760, lo que le da a Edomex el liderato nacional. Un promedio al día de 607 actos delincuenciales: 25 cada hora.

Los datos desagregados, considerando sólo los delitos denunciados, dan el siguiente cuadro funeral: Homicidios, feminicidios, secuestros, asalto a transporte público, linchamientos, ejecución de pasajeros y delincuentes ejecutados por justicieros anónimos. La justicia por mano propia, que suple el vacío de autoridad.

Los municipios con más alta incidencia son el de Ecatepec, del que fue alcalde el actual gobernador, Eruviel Ávila Villegas, con 34 mil 212 delitos en el año. Le sigue ¡ojo!, la propia capital del estado, Toluca, con 19 mil 248. Si no hay un México en paz, su sombrío reflejo está en el Estado de México.

El Estado de México, dicho sea de paso, aparece cuarto en la lista de entidades con más altos índices de expulsión de población hacia los Estados Unidos.

Esa temible y temida realidad no se condona con cientos de miles de spots que a todas horas, todos los días, inundan los medios electrónicos en la Ciudad de México.

El Estado de México requiere de un Hércules. ¿Dan el tamaño los actuales aspirantes a la sucesión de Ávila Villegas? Sobra metro para medirlos. Pero ahí se definirá, dicen las encuestas, el futuro de la Presidencia de la República. Grave asunto.

Articulos relacionados

A DIEZ AÑOS DE LA DESAPARICIÓN DE RAFAEL ESPINOSA GUTIÉRREZ

Voces Diario

La red carretera, en pañales

Redacción Voces del Periodista

Ucrania y la evolución de la guerra

Editores