Espacios del Club de Periodistas

Los 11 mil errores de la COMIPEMS

Jorge-Santa-Cruz.-Foto-para-redes-sociales-150x150Las cosas, como son

Por Jorge Santa Cruz (*)

En nuestra anterior entrega, titulada El fraude de la COMIPEMS, hacíamos constar que este organismo había procedido injustamente. Pedíamos, en consecuencia, que fuera sometida a una auditoría independiente, que se publicaran las anomalías y se sancionara a los presuntos responsables.

Pocas horas después, la UNAM tuvo que dar la cara, ante un “error” monumental. En rigor, le correspondía a la tan traída y llevada Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior, cuyos directivos optaron por el vergonzoso silencio.

Como lo informa Voces del Periodista Diario en nota por separado, “Especialistas de la UNAM, al hacer hoy una revisión de los resultados del examen de selección al nivel medio superior, detectaron  ‘un desfase‘ entre algunas de las plantillas de preguntas y la hoja de respuestas.” Lo que pasó en realidad es que las respuestas de los alumnos afectados fueron calificados con plantillas correspondientes a otros cuestionarios.

¿Y este “desfase” a cuántos alumnos afectó? Sigamos leyendo: 

“Dicho desfase, explicó la UNAM, afectó a 11 mil 51 aspirantes no asignados. Sobre estos casos se lleva a cabo ya una nueva revisión, a cargo de la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (Comipems), que fue la encargada de aplicar el examen y de evaluarlo.”

Estamos hablando de 11 mil 51 errores que deberán de ser subsanados de manera transparente.

La UNAM dijo que la Comipems emitirá los nuevos resultados a la brevedad, con plena transparencia y bajo la certificación de un notario público y de los órganos de auditoría.

La máxima Casa de Estudios del país hizo otra cosa que le tocaba a la COMIPEMS, y que tampoco hizo: ofrecer una disculpa pública.

Todo parece indicar que se hará justicia. De ser así, habremos de reconocerlo y de aplaudirlo.

Por lo demás, esta experiencia debe servir para poner sobre la COMIPEMS órganos auditores independientes, porque lo que está en juego es el futuro educativo de miles de jóvenes.

Esperamos, finalmente, que la COMIPEMS dé la cara y explique qué pasó, por qué pasó y cómo va a proceder con los responsables. Es lo mínimo. ¿Verdad?

 

Related Posts


Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*