Primeros diagnósticos sobre el Martes negro-EU

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George

Cuando las brigadas de fumigación se aprestan a la limpieza del tóxico basurero electoral en los Estados Unidos y los hospitales siquiátricos norteamericanos abren a consulta gratuita tratamientos contra la histeria y la paranoia, por fin medios internacionales abren espacio para que voces autorizadas traten de explicar la Locura americana.

El primer aspecto de los análisis periodísticos de la jornada del Martes negro se centra en el diagnóstico sobre el proceso de decadencia y descomposición del sistema político-económico de los Estados Unidos.

La primera gran cuestión a dirimir, es si el sistema, ya en fase terminal, se sigue resistiendo a morir o a autorregenerarse. Por lo que se percibe a bote pronto, la sociedad estadunidense salió quebrada de esa experiencia.

Cualquier pugna política, por supuesto, deja a un electorado dividido. No es éste el punto. El punto es que la tendencia triunfante electoralmente está identificada con un discurso de acusado aliento fascista, cuyo vocero fue comparado por sus detractores con Adolfo Hitler. No es un riesgo de poca monta.

Un segundo enfoque del examen revela la falacia y la fragilidad del modelo democrático norteamericano, que tiene que ver con la auténtica observancia de la voluntad popular convocada a formar gobierno.

Con independencia del número de delegados electorales acreditados al candidato republicano que lo convierte en automático en Presidente (si no hay impugnación ante el Poder Judicial), un escrutinio preliminar le da a la candidata demócrata 59 millones 733 mil 960 sufragios, 47.67 por ciento; contra 49 millones 514 mil 846 votos, 47.5 por ciento; esto es, una diferencia de 62 décimas; mínima diferencia, pero en otros modelos electorales sustantiva, que eventualmente obligarían a una segunda vuelta.

Se reproducen esos datos, por que lo que está de por medio, en última instancia, es la legitimidad del poder presidencial.

Existen, sin embargo, otras valoraciones externas sobre los negativos que afectaron las expectativas de la candidata demócrata. La cadena BBC/Londres habla del hoyo negro en el que Barack Obama tiene hundido al mundo: La trágica situación de Siria, Irak y Afganistán.

No se puede pasar por alto, acotamos por nuestra parte, que en el primer mandato de Obama y a principios del segundo, Hillary Clinton fungió jefa del Departamento de Estado, titular de la Política Exterior de Washington, de lo que se deriva una grave responsabilidad de la aspirante presidencial derrotada, que trató de eludirla en campaña. No le resultó.

La propia cadena británica deduce que, para gran parte de los votantes, Clinton representaba más de lo mismo, visión en la que encajó el slogan de Donald Trump asestado en los últimos diez días de campaña: Drenar lo público. Esto es, como diría el clásico: Limpiar los establos de Augías. Atacar la corrupción, pues.

Poner las barbas a remojar

De las consecuencias de los resultados electorales de ayer sobre México, lo obvio se manifiesta de inmediato en el comportamiento de los mercados, lo cual era previsible con el triunfo de Trump, pero que los conductores de las finanzas mexicanas trataron infructuosamente de esquivar, porque no previnieron cómo.

Cuando veas las barbas del vecino cortar… México tiene sucesión presidencial en 2018. Aún antes de que los tecnócratas neoliberales diseñaran la estrategia de anexión económica de México al Imperio, una legión de intelectuales orgánicos recomendaba reproducir a título de fe el modelo “democrático” de los Estados Unidos.

No dejaban de señalar “ciertas imperfecciones” de dicho modelo. A ver cómo le hacen ahora para deslindar esas “imperfecciones” de la mugre que corrió bajo los puentes norteamericanos durante más de 500 días de campaña electoral.

Pero el asunto capital de esa asignatura, no es responsabilidad de esas torres de marfil; es de los órganos administrativo y jurisdiccional responsables del régimen electoral mexicano.

Hoy mismo, desde esas fuentes, se dieron ya voces de alarma por lo que ocurrió en los Estados Unidos, como si aquí no tuviéramos un modelo electoral plagado de simulaciones, vicios, crímenes y despojos a los que invariablemente consejeros y magistrados electorales responden con la misma coartada: Es lo que nos dejan para actuar los legisladores. A otro perro con ese hueso.

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

Sospechosos masajes al ego

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George.   Si no fuera por la gravedad que reviste el tema, podríamos ironizar sobre

El ranchero Javier Duarte en Valle de Bravo

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George Por elementales imperativos de Seguridad Nacional, el Estado de México es un enclave que

La diplomacia de las cañoneras

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George.   Como México está en Paz, según la leyenda que empezó a escribirse el

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*