Voces del Periodista Diario

Las tres transformaciones que inspiraron a Andrés Manuel

Por: Celeste Salloum y Sáenz de Miera

En el punto histórico en el que nos posicionamos, no hace falta mencionar que el cambio llegó y está muy presente. Simplemente, desde la reacción de los miles de ciudadanos que se organizaron para salir a votar el pasado primer día de julio, se notaba esa necesidad de cambio; esa hambre de esperanza. La transformación comenzó ahí y sin que muchos nos percatáramos de ello, pero debemos tomar en cuenta a las que lo preceden. Estas son las tres transformaciones que impulsaron a nuestro país para salir de la hegemonía:

1. La guerra de Independencia

Nace de la represión vivida desde la conquista hasta la fecha de su inicio en 1810. Fue un movimiento provocado por el descontento del pueblo mexicano ante los aspectos políticos y sociales; de ahí su nombre, donde la idea constaba en dejar de responder ante una nación que nos trató como su posesión en vez de sus similares. Se consuma en 1821 dando aparición al primer presidente de los Estados Unidos Mexicanos: Guadalupe Victoria, pero la labor de evolución de la misma continúa hasta la fecha.

2. La Reforma

Fue el periodo conocido como “La Guerra de los Tres Años”, la cual se considera tuvo lugar de 1858 a 1861, aunque la verdadera fecha data del 17 de diciembre de 1857, con la promulgación del Plan de Tacubaya, hasta el 1º de enero de 1861, con la entrada a la Ciudad de México del General Jesús González Ortega, a cargo del ejército liberal mexicano. Momento histórico crucial para el Benemérito de las Américas al encontrarse entre los dos grupos que acuñaron la Guerra de Independencia: conservadores y liberales; los primeros buscaban la permanencia del estado de cosas de la Colonia, en tanto favoreciera sus privilegios y que la economía primero se consolidara al interior del país; por su parte, los liberales buscaban la transformación social hacía una estructura política moderna, con énfasis en el mercado externo. En 1857 se redacta la nueva Constitución, la cual se basaba en ideales de la filosofía moderna y la misma ilustración, como la abolición de la esclavitud, libertad de enseñanza y de cultos, y el desaparecer los fueros del aspecto militar y eclesiástico. Ante la lucha de esta nueva filosofía, Benito Juárez luchó hasta que fue reconocido como el verdadero presidente de México, por encima de Miguel Miramón –conservador a cargo de las tropas militares.

3. La Revolución

Fue el conflicto establecido tras el periodo conocido como “El Porfiriato”, el cual se basa en la dictadura del General Porfirio Díaz sobre la presidencia de México. En sus 35 años de duración se vio un gran crecimiento del estado mexicano por la visión de Díaz, pero se viene abajo tras los altos costos pagados por los menos favorecidos en la sociedad mexicana. Comienza en 1910 con la función de finalizar el mandato de Díaz –logrado en 1911– y sigue evolucionando hasta obtener los derechos agrarios, un régimen económico justo, la presencia de la Legislación Laboral, hasta que se consigue en 1917. Muchos consideran que la propia revolución siguió en pie hasta 1934, donde el general Lázaro Cárdenas produjo un cambio profundo y vigorizante de conciencia nacional tras la reivindicación de la propiedad petrolera.

He ahí la importancia del momento histórico que estamos viviendo.

Articulos relacionados

Marina participa en rescate de náufragos en costas de Guerrero

Redacción Voces del Periodista

EE.UU. pone fin al tratado de amistad con Irán de 1955

Muere el Nobel de Literatura 2011 Tomas Tranströmer