Voces del Periodista Diario

Lo que nadie dice del atentado en Moscú

Gabriel Camilli

Por Cnl My (R) Gabriel Camilli

Frente al Ayuntamiento de Crocus se ha producido, en las últimas horas, un ir y venir de moscovitas que rinden homenaje a las víctimas. Horas después el silencio, en esa zona occidental de la capital rusa, sólo lo rompían los vehículos de emergencia que seguían trabajando para asegurar las zonas más afectadas por el atentado del viernes 22 de marzo.

El eco del ataque reproduce sus efectos en otros lugares.

Todos estos son episodios que han alimentado muchas especulaciones sobre el progreso de la guerra en Ucrania. Con estas acciones, el conflicto también fue llevado a territorio ruso.

Sin embargo, hasta el día de hoy ha sido casi imposible atribuir la paternidad de tales ataques. Son muchas las pistas que han centrado la atención en Kiev y, en las últimas horas, se han dado a conocer en un reportaje de la CNN pistas capaces de confirmar la mano ucraniana detrás de las últimas acciones en Rusia.

Esto decíamos en nuestro artículo “Saboteadores y partisanos en la Guerra de Ucrania”.
Recordamos también que, el pasado 26 de septiembre de 2022, tres explosiones submarinas afectaron a los gasoductos Nord Stream 1 y 2, un plan detallado de Ucrania para sabotear el mencionado gasoducto, que se llevaría a cabo mediante el uso de un pequeño equipo de buzos que reportaría directamente al Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania.

Esta es la sensacional indiscreción reportada en esos días por el Washington Post, según la cual los detalles de la incursión secreta en Kiev fueron recuperados por un servicio de inteligencia europeo.

Red de saboteadores
En particular, desde el comienzo de la guerra los servicios de inteligencia de Kiev habrían logrado establecer una red de saboteadores que operan desde Moscú y otras ciudades de la federación, todo ello dentro del contexto de una estrategia bien definida, destinada a desestabilizar el marco político ruso y obligar a la Defensa rusa a distraer hombres y equipos de los territorios ocupados.

Es interesante destacar asimismo, una incursión armada realizada entre el 22 y el 23 de mayo de 2023 por un elemento armado pro-ucraniano, de sabotaje y reconocimiento, que cruzó la frontera con Rusia desde el óblast de Járkov hacia el óblast de Bélgorod, conformado por dos grupos integrados por miembros de la oposición armada rusa leales a Ucrania, la Legión Libertad de Rusia (LSR) y el Cuerpo de Voluntarios Rusos (RDK, por sus siglas en ruso), quienes atacaron diversos objetivos, como parte del esfuerzo por distraer fuerzas rusas y crear conflictos internos.

Según los análisis del Coronel argentino Fernando Durán, especialista en estos temas, sabemos lo siguiente: el 22 de marzo, 4 individuos armados ingresan al Mall Crocus disparando a mansalva contra civiles, 15.03 ingresan a la sala de conciertos, abren fuego contra los civiles, colocan explosivos que provocan un incendio y tratan de evitar que la gente escape, 15.13 una explosión y escape, 18.30 son capturados 4 terroristas cuando salieron de la autopista para evitar un bloqueo policial y se desplazaban por un camino secundario a 100 km de la frontera con Ucrania.

La zona por donde buscaban evadirse es el Área de Operaciones que mayor presencia tiene del GUR en Rusia a través de los siguientes hechos: asesinato de Darya Duguina el 20/08/22, 17 Km al Sur del Crocus, voladura de torres de transmisión 16/09/22 477 Km al sur de Crocus, voladura de vía de ferrocarril 03/05/23 377 Km al sur de Crocus.

El ataque costó 133 civiles muertos y 140 heridos. Los 4 terroristas son inmigrantes islámicos de Tayikistán. Este país posee problemas de radicales islamistas uygures, particularmente del grupo terrorista “Partido Islámico de Turkmenistán” cuya área de operaciones incluye ese país, Kirguistán y China.

Según Kirilo Budanov, jefe del GUR, ya ha admitido alegremente y sin que ningún occidental se escandalice que ha matado “agitadores pro rusos”, pero ¡atención! ´los agitadores pro rusos´ son civiles y asesinarlos es un crimen de guerra de acuerdo al Art 51 2. del Protocolo Adicional II a los Convenios de Ginebra”.

Unidades islámicas
Las fuerzas ucranianas cuentan con varias unidades islámicas, básicamente chechenas, daguestaníes y han reclutado mercenarios en Tayikistán.

Estas unidades se reparten entre las Fuerzas Armadas de Ucrania y el GUR (inteligencia militar ucraniana) que, como ya les dije la semana pasada, son unos filibusteros.
Las unidades pertenecientes a las fuerzas armadas de ucrania están concentradas en la Legión Internacional y, dentro de ella, las unidades de impronta islámica son el Batallón Dudayev (Checheno), el Imán Shamil (Daguestán), el Destacamento Khamzat Gelaev y el Batallón Especial de Ikteria (ambos de Ikteria).

El GUR, tiene su propia legión internacional, dentro de la cual están el Cuerpo de Voluntarios Rusos y la Legión. Ya desde el periodo 2019/2022 sabíamos que Zelensky recluta a terroristas del Isis como guerrillas para Ucrania, según decía el blog Veterans Today y que podemos corroborar en un artículo del Independent “Cómo Ucrania se convirtió en el improbable hogar de los líderes del ISIS que escapaban del califato” .Las células que operan desde territorio ruso recibirían instrucciones sobre cuándo, dónde y cómo atacar. Según CNN, Kiev llegó a desarrollar esta red después de meses de intenso trabajo y entrenamiento de miembros de grupos pro-ucranianos.

La decisión de operar directamente en territorio ruso se tomó en los círculos de los servicios de inteligencia ucranianos, sin embargo, también con la bendición del gobierno y las autoridades políticas.
En esta guerra, los partisanos, los espías y los colaboradores de ambos bandos se entrelazan y forman redes de apoyo a las operaciones militares contribuyendo al cumplimiento del objetivo de desgastar la moral y el poder de combate del oponente. En este contexto, cobra especial valor el pueblo (das Volk) la confluencia del odio, la enemistad y la violencia primitiva de su esencia como ciego impulso natural, según nos refiere Clausewitz.

Guerra asimétrica
En los últimos tiempos, ha ganado notoriedad un nuevo concepto para describir el choque entre fuerzas regulares e insurgentes.

Se trata de la llamada “guerra asimétrica”, en la que se miden bandos con fuerzas muy dispares. Este tipo de guerra aplica cuando uno de los oponentes tiene tal poder que su enemigo no puede confrontarlo en su terreno y, entonces, recurre a las tácticas que se describen como asimétricas.
Para quienes analizamos este conflicto no pasó inadvertida una declaración. Hace exactamente un mes, antes del ataque terrorista en Moscú,

Victoria Nuland pronunció un discurso en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS).

Dijo que “con la ayuda de Estados Unidos, Ucrania podrá ´acelerar´ la guerra asimétrica” y que Putin “definitivamente enfrentará algunas sorpresas desagradables”.
Un acto de terrorismo es considerado por estas doctrinas como parte de una guerra asimétrica.
En el frente del Donbass, debido a la llegada de la primavera, la maniobra y los movimientos están volviendo a una guerra más estática y lenta, ante la llegada de las lluvias.

También sabemos que ambas partes del conflicto están desarrollando operaciones que podemos llamar “Profundas”.
En otro artículo, “Las operaciones profundas en la Guerra en Ucrania”, decíamos: “Aclarando los términos: podemos decir que son aquellas actividades dirigidas sobre objetivos materiales (áreas, fuerzas o instalaciones) ubicados en la profundidad de la retaguardia enemiga, flancos o espacios vacíos y fuera de la influencia directa o del alcance de los elementos empeñados en las operaciones cercanas, y cuya destrucción, control y / o neutralización incidan favorablemente (directa o indirectamente) en el resultado inmediato o futuro de las propias operaciones.

Normalmente, su finalidad será la de contribuir a diseñar un escenario o proporcionar un marco favorable en Tiempo, Espacio y Poder de Combate Relativo para el desarrollo de las operaciones, aislando a las fuerzas enemigas, involucradas en las operaciones cercanas, de sus refuerzos, apoyos y/o de impedir una eficaz conducción superior.

La capacidad para ejecutar estas operaciones está directamente vinculada con las posibilidades tecnológicas de equipos, medios y fuerzas disponibles”.
Si en la guerra la primera víctima es la verdad, entonces está claro que no podemos saber con absoluta certeza quién y, sobre todo, cómo suceden los hechos que la prensa (des) informa a diario.

En esta línea de pensamiento rescatamos un brillante artículo publicado en el ABC. “Sometidos a la mentira” de J.M. de Prada del 25 de marzo de 2024. “Nuestra época ha consagrado el culto totalitario a la mentira.

Pero los nuevos totalitarismos ya no actúan mediante la violencia física y moral, forzando las conciencias, sino moldeándolas suave y paternalmente para convertir a sus sometidos en jenízaros entusiastas de las causas que al tirano interesa promover (y en persecutores feroces de quienes osan disentir). Así, sometidos los hombres al yugo de la mentira y acallados los disidentes, el mundo se convierte en un penoso manicomio, y los tiranos pueden dedicarse a cocinar tranquilamente los platos más venenosos”.
Sigue el artículo: “En la consolidación de este confortable metaverso de la mentira los medios de cretinización de masas representan un papel medular. Siempre habían sido partidistas o arrimadizos de tal o cual bando; siempre habían pretendido que aceptásemos como dogmas de fe las proclamas sistémicas.

Pero nunca como en nuestra época se habían convertido en recipientes de los infundios más chirriantes, de las intoxicaciones más despepitadas, de los bulos más descarados y rocambolescos. Ahora propalan que una hecatombe terrorista en Moscú ha sido perpetrada por el ISIS, como si el ISIS fuese una organización musulmana y no la CIA con chilaba (según ha reconocido sin ambages algún mandatario yanqui). Pero, además, sabemos que los yihadistas perpetran sus hecatombes por convicción religiosa y que prefieren inmolarse antes que ser atrapados.

Sin embargo, quienes han perpetrado la hecatombe de Moscú trataron de escapar y, una vez apresados, han confesado que cobraron una cantidad de los mismos que les procuraron las armas. ¡Un poco de respeto a los yihadistas, por favor! Pero mentiras tan burdas y desquiciadas son deglutidas sin empacho por las masas cretinizadas, que además anatemizan y se revuelven furiosas contra quien denuncie el engaño y advierta que las están pastoreando hasta el barranco; y aplauden entusiasmadas su muerte civil. Hoy estas masas cretinizadas acatan placenteramente la mentira; mañana serán carne de cañón en la Tercera Guerra Mundial que sus tiranos están cocinando”.

En definitiva todas estas acciones están desarrollando una guerra grande, irrestricta y prolongada en el medio de la Niebla de la Guerra 2.0.

Articulos relacionados

JULIAN ASSANGE: Agenda para la guerra global

Redacción Voces del Periodista

Se consumó la traición a las audiencias mexicanas

Editor Web

Excesos de Tribunal Colegiado de Apelación

Voces Diario