Voces del Periodista Diario

“¡VIVIR … ES UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE!”

RAZÓN, TESÓN Y CORAZÓN
Por Alejandro Ruiz Robles

 

EL CAMINO.

Si hay una constante en la vida es que cada instante que tenemos es una oportunidad para hacerla única, maximizar la experiencia y enriquecer nuestra memoria.

Quizás los momentos que más disfrutamos a plenitud por la actitud de aprendizaje y convivencia es cuando estábamos en la escuela; basta recordar que ahí acudimos usualmente en nuestra niñez y juventud y lo hacíamos abiertos no sólo al conocimiento sino a cualquier circunstancia que nos llenara de motivación, alegría, en fin, de energía.

Era tal nuestra actitud que desafiamos cualquier reto por más ilógico que fuera y confrontábamos cualquier lógica con nuestro actuar; de hecho, no presumíamos de una actitud científica para razonar lo que pasaba, únicamente deseamos maximizar cualquier situación que nos generara satisfacción.

Es curioso, pero a pesar del “no lo hagas” de los que fuimos advertidos, tal pareciera que se trataban de vítores o fanfarrias que nos animaban a hacerlo.

Durante esa etapa los límites conocidos pasaron a ser cuestionados por nuestra visión romántica y nuestra tarea de cada día se convirtió en buscar sonrisas sin importar sus consecuencias.

Ahora hablamos de superhéroes que lo pueden todo siendo que así nos sentimos en nuestra adolescencia; no había mayor desafío que el que nos dijeran que no se podía hacer algo. Esto era una invitación a lograrlo o cuando menos, intentar dar todo de nosotros por alcanzarlo.

Cada día te presenta una oportunidad y, por ende, un desafío … ¿tienes la actitud para aceptar el reto?

 

A CADA PASO.

Hay personas que esperan al máximo por alcanzar la meta y con toda razón, llegado el momento serán tan felices que se constituirán como un gran sol para su entorno; sin embargo, ¿cuál es la razón para olvidarse de la alegría que se provoca al subir cada escalón de nuestro ascenso?

Seguro que no nos dará la misma satisfacción dar un paso como lograr arribar a la meta; pero … ¿qué nos impide buscar la plenitud cada vez que avanzamos? El hecho de que sea distinta no da motivo para discriminarla.

El camino no es la meta en sí, pero es un progreso; un paso es un avance y como tal, tienen su valor y excelencia.

Triste es obsesionarse con lograr un resultado o llegar a un sitio si durante el proceso o recorrido nos olvidamos del valor de éste y de lo que momento a momento vivimos y nos cuesta.

Como bien nos dijeran en casa, “cada cosa en su lugar y a cada uno su valor”. Y así es, gozar del esfuerzo parcial como del global, junto con los resultados es nuestra opción y desde luego, elección. Hacerlo será motivo de una sonrisa que nos prepare para lo que sigue; omitirlo quizás resulte práctico, pero minimizará el aliento para avanzar.

Cuando he tenido oportunidad de charlar con deportistas, ellos siempre me dicen que su meta es ganar el campeonato; no obstante, cada jornada la ven como un fin en sí misma, tiene un valor especial porque les da la oportunidad de obtener victorias que refuerzan su objetivo y espacios de acción y reflexión para validar su compromiso, actuar y resultados.

Ante ese razonamiento, alcanzar el campeonato no sería tan representativo si no se tomaran el tiempo necesario para disfrutar cada juego y cuestionar su labor.

Quizás sea válido aplicar tal forma de pensar para aplicarlo en nuestra vida … “¡tan válido es disfrutar cada jornada como la meta de nuestra vida!

Si parafraseamos el dicho que “una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil”, señalaríamos que “una vida es tan plena como cada uno de sus instantes sean satisfactorios” … ¿Estamos preparados para vivir con esa filosofía?

 

¡ENTRE PORRA Y PORRA!

Empezar a gozar las etapas de la vida nos da motivos para despertar por la mañana con las expectativas de vivir lo que nos presente y por las noches, recostarnos satisfechos por lo sucedido.

Y con esa mentalidad, dar rienda suelta a nuestras palabras, expresiones y aclamaciones para reconocer a las personas que están a nuestro lado.

El ambiente positivo que se produzca fomentará que paulatinamente la gente en nuestro entorno se anime a emprender su camino, disfrutar los niveles que dejen atrás y transformar sus expectativas en realidades y con ello, el obtener los resultados deseados; en el entendido que, una vez alcanzados, siempre habrá nuevas metas por conquistar y obviamente, miles de caminos por degustar.

Nunca sabremos cuando el impulso que demos será tan contundente como para animarlos hasta el último aliento o bien, la compañía requerida de cara a cruzar la meta.

Ese conocimiento puede escapar de nosotros, pero lo que, si está en nuestras manos, es contar con las brazos fuertes que levanten al caído o las que aplaudan para reconocerles su victoria.

En un mundo de individualidades … ¿tienes el compromiso de ser un factor de cohesión de voluntades?

LA META.

El destino es distinto para cada individuo, es único, fantástico y personal; podrá ser compartido pero individual en cuanto a su visión y valor.

Tener sueños es válido y lograrlos es único; alentar lo de otros es una opción como ser humano y aplaudir su logro no sólo es un reconocimiento para quien lo obtiene, sino también para ti que lo has promovido.

En todo momento podemos cambiar la meta; sin embargo, que esto sea por convicción y no por temor, frustración o agotamiento.

Hay palabras que inspiran y frases que motivan, escoge las adecuadas para iniciar y caminar tu sendero; haz tuyo lo que a tus intereses convengan.

Así como los gustos nos llevan a seleccionar la melodía adecuada, el baile apropiado, la ropa cómoda o las características que nos identifican; es importante escoger las palabras de aliento por la mañana y mejor aún, tener las propicias para impulsarnos en aquellos momentos que las dudas o circunstancias nos complican la marcha.

Siguiendo la moda de la rima, en una ocasión frente al diccionario elegí una serie de palabras que dieran sentido a mi esfuerzo y encontré algunas que convertí en una de mis frases: “elegir, fluir, insistir, resistir y nunca desistir”. A menudo, las leo y las repito lo suficiente para elevar mi impulso y no desfallecer en cualquier intento.

No obstante, si hay una imagen que me lleva al extremo es recordar los esfuerzos de mi mami por lograr que cuando era niño sonriera a pesar de las múltiples adversidades y su secreto: “¡Que nunca falte en tu existencia, la razón, el tesón y el corazón que te llenen de energía, su luz iluminará cualquier oscuridad que se presente!, sea propia o ajena!”.

Entenderlo es básico … ¿tú ya tienes tu discurso que te levante de tus caídas y te conmine a lograr lo que te has propuesto?

Elegir tu sendero es un derecho, cambiar de objetivos es humano, escribir tu historia es una prerrogativa y ser una persona de éxito es tu incentivo … ¡ATRÉVETE A SER INCREÍBLE!

Facebook: @RuizRoblesCP22

Twitter: @22Publica

Linkedin: Correduría Pública 22

Posdata:      Agradezco la Distinción “Inti de Oro” de la que he sido objeto. ¡Gracias Perú!

Importante:          Síguenos “EN TUS PROPIAS PALABRAS” todos los miércoles de 16 a 18 horas a través de www.wowmx.tv o www.astl.tv … ¡Te esperamos!

Articulos relacionados

#ESCALADA DE VIOLENCIA DE GUERRA HIBRIDA EN MÉXICO. ORQUESTACION DE MEDIOS INTERNACIONAL-LOCAL.

Echan montón

UserJonathan

DETENCIÓN EN EDOMEX DESATA OLEADA DE DIFAMACIÓN E INSULTOS

UserJonathan